Improvisación para cuatro voces

Inicio

Apuntes de un ingenuo: El año 1975 había muerto y estaba enterrado con aquel general que había acaudillado con mano ferrea los destinos de la Patria “UNA, GRANDE Y LIBRE”. Una renovada primavera apuntaba en el horizonte con promesas de libertad y de sueños aplazados, que ahora parecía que iban a convertirse en realidad. Desgraciadamete todo resultó ser un espejismo. Todo cambió para quedar como estaba. La imaginación siguió maniatada. Y los mediocres, lenguaraces, insolentes, egoístas, ladrones, corruptos, fanático y matones continuaron campando sus anchas dirigiendo el incierto destino del mundo.

Improvisación

He hojeado el periódico y he leído noticias de muerte, he conectado la radio y he oído violentas palabras. Quizás ahora en un lugar secreto varios hombres juegan a preparar la paz vendiéndose armas de guerra.

¿Pero quién nos prohibe añorar la, primavera? ¿Acaso es imposible recuperar nuestros sueños infantiles?

Al salir a la calle me he encontrado con una cruz niña vestida de fiesta, dejándose llevar entre otras cuatro niñas, y he pensado que aún no he perdido la fe en mi mundo: Tal vez no sea todo rencor y violencia.

Esa niña que canta –he pensado en voz baja- no entiende de secuestros o asaltos, de guerrillas ni asesinatos.

NIÑA 1ª: Pero vosotros, los hombres mayores, os encargaréis de enseñármelo; y cuando lo aprenda, me diréis: “Ahora ya eres una persona educada”.

NIÑA 2ª: Si, por lo menos, reconociérais que vuestros consejos no nos sirven, nos hariáis un ran favor.

NIÑA 1ª: (Ahuecando el gesto y la voz) ¡Niño, no seas grosero! ¡Niño, no te muevas! No escupas en el suelo ni te rasques la cabeza. Niño, no, no, no…

NIÑA 2ª: ¡Basta!!!

Yo aparentaba no escuchar, pero me sentía ridículamente humillado. Y por primera vez sentí vergüenza de ser un hombre sensato.

* * *

La tarde estaba preñada de hirientes amapolas y he mirado la cruz de colores con agridulce nostalgia.

Y fantaseo con la cruz, que cada primavera se hace niña y se viene a jugar con los niños de mi pueblo a salir de la escuela. Y al escuchar sus canciones, el mundo se me antoja un imenso festival de sorisas amigas.

NIÑA 3ª: Hoy jugaremos a ser mayores.  ¡Jugaremos a la guerra!

NIÑA 4ª: Tú eres el malo, yo soy el bueno. ¡Pum, pum, ya estás muerta!

NIÑA 1ª: La guerra es una vieja señora, vuestro mundo es un caduco señor cascarrabias. Nuestro mundo está amaneciendo: es el mañana.

NIÑA 2ª: Dejadnos vivir nuestra vida con leyes de paz acordadas entre todos nosotros. No queremos vuestras leyes impuestas por soldados armados de pies a cabeza.

NIÑA 3ª: No matéis la ilusión de sentirnos dueño del futuro. Demostrad que sabéis hacer algo más que matar: Matáis el aire, los sueños…  os empeñasteis  en matar la libertad. Y como no tenéis bastante,  os matais entre vosotros mismos.

NIÑA 4ª: No intentéis fosilizar el porvenir, él nos pertenece. A cambio, prometemos sacaros en los libros muertos que se estudian en la escuela.

NIÑA 3ª: (Recitando irónicamente) En tiempos de Maricastaña estaba prohibido pensar en… Albania.

* * *

La cruz ya se aleja: Una estrella madrugadora se asoman al cristal roto que adorna en el centro. Las canciones surgen vacilantes y tímidamente una niña sonríe. Sonríe también la cruz haciendo sonar su inquieta campanilla en un gesto de alborozado tintineo.

Improvisación

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Cruz de Mayo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s