No semos naide

Inicio

No semos naide

Un regato es la linde que separa

la tierra los vivos del campo los muertos.


Y al atravesar el cauce sediento,

la corriente arrambló con los sueños.


Se escabulló con la infancia,

se tragó los mi juegos.


Un zagal dende la otra orilla

grita perdío en el tiempo.


Aluego deambula solitario

apedreando las ventanas y los perros.


Com’un alma en pena

de la que naide se percata.


Porque los vivos están tos muertos

y los muertos campan a sus anchas.


Malvivo en un pueblo fantasma

enlleno de bisalmas y de espectros.


El entusiasmo de la mocedad,

las ilusiones, las promesas y los besos…


Son restos de papeles que revolotean

en la Corredera desque pasó el festejo.


El río del orvío farató

d’un plumazo los mis recuerdos.


Y ora no sé si pertenezo

al bando de los vivos o al de los muertos.


¿Qué más da?

Pal caso es lo mesmo.


No semos naide. Si acaso

un espejismo en el desierto.


La cirigoncia de un loco,

el defarío d’un cuerdo.


La llama mortecina d’un fuego fatuo

consumiéndose en el cementerio.

No semos naide

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Poemario

Anuncios
Galería | Esta entrada fue publicada en POEMARIO y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s